7 sept. 2009

Un botellón en la mochila. El futuro

Parece impresionante pero actualmente las mejores ideas y más creativas (a veces extravagantes, también se dicen muchas gilipolleces, y cuando digo muchas son el 90% de las veces) están en los polígonos españoles, y no es porque las tengan los trabajadores de las naves, sino porque es donde se hace botellón y ahí están los genios (hay excepciones, en algunos sitios se hacen en parques, el botellodromo, recintos feriales, hay polígonos llenos de prostitutas donde no se hace botellón sino que se hace fotellón, pero bueno yo no soy dios no estoy en todos lados, yo lo digo por mis experiencias)
En los botellones están las futuras mentes prodigiosas de España, lo mismo estas bebiendo con un famoso medico, una investigadora, un futuro arquitecto o un gran actor de Hollywood (o un nuevo Nacho Vidal, si es asi no le des tu vaso) y como saber esto, pues es muy fácil, porque hay días que estas futuras mentes prodigiosas, vienen muy inspirados y cuando sale un tema ellos tienen sus propias teorías (es impresionante las teorías que pueden mostrar, la de gilipolleces que se pueden escuchar y se pueden decir, sobre la muerte se habla mucho, enfermedades, el universo, sobre la existencia, sobre Dios, a donde venimos, hacia donde vamos, cuando paramos para mear, etc), aunque les cueste mostrarlas al público, no es porque estén bebido sino porque es tan compleja, que se les traba la lengua, y a veces se caen, pero no es porque este tan pedo que te lo tengas que llevar para casa sino porque el cerebro ha hecho un esfuerzo muy grande. También en los botellones están los futuros mitos de la música española, paseando por un botellón a altas horas de la noche, además de encontrarte al típico que no aguanta nada y se está vomitando como un perro, pero eso si se está vomitando pero la copa no la tira, o a la típica “bailadora me mola el chunta chunta manos arriba vámonos con tu coche que te vas a enterar de que es sexo y no las pelis esas que ves por las noches” ves al futuro mito del flamenco, cantando (matando) una canción de camarón, el barrio o alguna que se pueda cantar a capela, y si caminas un poco mas puedes ver un coche en el que ahí puesto “a wana wana kinkon” que traducido del inglés es “me lo voy a montar con chiquito” por eso su baile es como si te hubiera poseído chiquito o te hubieran molió a palos en una feria, y ves a el futuro de la danza española. También a los futuros actores y actrices, interpretando papeles muy difíciles, pueden hacer de borrachos y solo haberse bebido un vaso de agua, de macho español y ser mas maricon que un palomo cojo, de tía que no ha roto un plato y se la tía mas mala del mundo, y así podría estar mucho tiempo (no es que diga que beber es bueno que después se me malinterpreta)
Pero no todos los que están allí serán las mentes maravillosas, porque sino quien haría las casas, quien nos arreglaría las tuberías y el sistema eléctrico, además de los coches, y como te das cuenta de eso, pues los futuros mecánicos puedes adivinar quienes son si ves a unos tíos en un coche quitándole hasta las alfombrilla, o si ves a uno que se acerca con la copa y te pregunta de todo sobre el coche, y tu lo único que sabes contestarle es: si es mi coche. A los que van a ser fontaneros, los veras con unas cadenas y unas tuberías y no es que te la vayan a meter por el culo si no que van a arreglarle a alguien sus cañerías (cara). A los futuros electricistas los veras bebiendo con un loke especial, los pelos mas de punta que el Goku. Y como no al incansable albañil, haciéndose un fuerte con cartones de vino, y si me apuras te hace hasta un chalet en la sierra. (No me meto con los albañiles, yo he trabajado de peón y es un trabajo muy creativo)
En conclusión en los botellones se encuentra el futuro de nuestro país, y no es que yo critique el botellón, yo lo veo bien siempre que no se moleste (aquí tosería) además es una manera de afrontar la crisis, porque no te gastas muchos dinero.
PD. Las cosas que digo la mitad no son ciertas, son parodias y fantasias, nada mas, es un monologo, de mono: animal peludo y no es un perro y logo: pegota.

Bajo el sol de septiembre

Septiembre, mes que muchos odian por una simple razón, la vuelta a la rutina (la puta rutina). Es una putada volver otra vez a hacer lo mismo, ir al colegio, la universidad, el instituto, el trabajo (ver al jefe que seguro que tiene un moreno de playa increíble), y malo si no es así (hay gente que como se va de vacaciones y desconecta, después no sabe ni donde trabaja), porque si no tienes trabajo y no estudias, te tienes que quedar en casa, y los días de diario no hay nada en la televisión ,ni futbol, ni películas, y si vives en una ciudad, en un piso de unos 50 metros cuadrados, como no te vayas a un parque a ver palomas, me parece a mí que es mejor quedarse dormido y no despertarse, para que, si vas a hacer lo mismo, eso sí, sí vives en un pueblo, puedes hacer muchas cosas, yo por ejemplo en caso de no hacer nada, me iría al tinao (por los que no saben que es un tinao, es un lugar donde se guardan cosas, mas bien cosas que no sirven para nada, animales, y plantas, ojo, no está todo embarullao, se pone por orden, animales a un lado, cosas en otro lado y plantas en otro lado convenible ponerlas en macetas) o me iria a la viña (lugar donde hay parras, olivos, etc, y hay gente que hasta tiene un chalet y todo) . Pero yo creo que septiembre no es tan malo como parece, se que se acaba el verano si, y no veras en un tiempo tías en bikini, ni nada por el estilo, porque con el frio las mujeres se tapan mas (algunas) y ni las mujeres veréis tíos con el torso al aire, pero algún día tenía que ocurrir.
En septiembre empieza el otoño la época más triste del año, pero eso no es hasta el 21, porque antes del 21, en muchos sitios es fiesta, y no veáis que fiestas, las mejores las de Arroyo... en septiembre las vacaciones son más baratas, claro que en las playas ya no queda casi nadie, y los chiringuitos, los pocos que quedan están cerrados además creo que en septiembre se llevan las playas y el sol se va de vacaciones. En septiembre muchos padres se quitan un peso de encima, y no son los kilos que han cogido en las vacaciones, donde se han hartado a comer, ese peso son los niños, que aunque ellos crean que se van a ir de casa pronto, porque con las nuevas tecnologías un niño ya sabe más que un adulto, que se desengañen, porque van a pasar una larga temporada metidos en el hogar, como están ahora las cosas cualquiera se va de casa de sus padres, además teniendo internet y televisión, para que se van a ir.
En septiembre hay que hacer las cosas que no ha dado tiempo ha hacer en julio y agosto, si no te has liao con ninguna tia en esos dos meses (leer summer para que a otro año estéis al loro), pues o te vas de putas o cojes a la primera que se ponga a huevo, una cosa muy importante procurad que no sea ningún familiar...otra cosa que casi nunca da tiempo en verano y que se tiene que hacer en septiembre es estudiar (mejor rezad a Dios y dejad los libros) volviendo a lo de las fiestas, es típico hacer una despedida de soltero cuando uno se casa, o una fiesta de cumpleaños cuando uno cumpleaños, eso es normal, ¿porque no celebrar el fin de verano? Claro que eso lo haríamos en septiembre y a lo mejor la mala imagen del mes cambia, y todos sonriamos cuando acabe el verano bajo el sol de septiembre...